INICIO


Lactancia materna
Ventajas de la lactancia materna
IAMI
Reseña histórica
Para tener en cuenta
Acción de UNICEF
Alimentación de la gestante
Alimentación de la madre en periodo de lactancia
Documentos de interés


© Copyright 2004
UNICEF



 


7. Durante la lactancia, las mujeres necesitan apoyo por parte de los agentes de salud y de la familia para resolver dudas y problemas que se les puedan presentar y para que tengan el tiempo y la tranquilidad de llevar a cabo una lactancia exitosa y prolongada.

• La mayoría de madres tienen la capacidad de producir suficiente leche para alimentar satisfactoriamente a sus niños o niñas durante los primeros seis meses de vida. Desarrollar esta capacidad requiere de algunas condiciones: tener confianza en si misma, alimentarse bien, mantenerse hidratada, amamantar frecuentemente a su hijo o su hija durante el día y la noche (de ocho a diez veces en 24 horas) y tener el tiempo y la tranquilidad para hacerlo. Por esto es necesario que reciba el apoyo de las personas que la rodean.

• Algunas mujeres tienen dudas sobre su capacidad para amamantar a su hijo o hija o sobre la manera de poner en práctica la lactancia. La familia y el personal de salud pueden ayudarles a resolver sus inquietudes, enseñándoles la posición correcta para amamantar, la extracción manual de la leche, la forma de darla con taza o vaso y cómo resolver problemas frecuentes. Con esto se logra transmitirles la con-fianza de que son capaces de producir suficiente leche de buena calidad y amamantar al niño o la niña sin problemas importantes.

• En caso de pezón agrietado, congestión de los senos o bajo peso de la madre, ella debe acudir al personal de salud o a una madre con experiencia de lactancia exitosa, para que reciba ayuda y no suspenda la lactancia.

• Cuando la lactancia ha sido interrumpida, la madre puede reiniciar y amamantar con éxito a su hijo o hija, colocándole nuevamente el seno cada vez que el niño o niña demande alimentos. Recuérdese la regla de oro de la lactancia por la cual la succión del bebé hace producir la leche.

• Para lograr una lactancia exitosa y prolongada, la mujer puede seguir las siguientes indicaciones:

- Colocar al niño o niña al seno de tal manera que su cuerpo este vuelto hacia el de la madre (“barriga con barriga”), su cara frente al seno y la cara de la madre y el pezón y la areola (la parte oscura que rodea el pezón) se introduzcan lo que más se pueda en la boca del lactante. Así se obtiene una posición correcta y se evitan el mal agarre y las grietas en el pezón.

- Alimentar al niño o niña sin horario, según sus necesidades; la succión frecuente estimula una producción abundante de leche. Una vez se establece un equilibrio entre la oferta y la demanda (lo que ocurre después del primer o segundo mes) se logra mantener un volumen casi constante de leche lo cual favorece una cierta regularidad en las tomas del alimento. Esto lleva a que sean los mismos niños o niñas quienes establecen sus propios horarios.

- Dar de mamar de los dos senos en cada sesión pero vaciando plenamente el primero antes de pasar al otro. Esto permite aprovechar los nutrientes en su totalidad ya que la leche del comienzo de la mamada es muy rica en azúcares y la leche del final rica en grasas. También ayuda a prevenir los desórdenes estomacales que a veces se presentan cuando solo se toma la leche del comienzo y el exceso de azucares no puede ser bien digerido por el intestino del bebé; también ocurre que al dejar de tomar las grasas de la leche del final el bebé no se sienta “lleno” y esté demandando frecuentemente el seno (recuérdese que las grasas dan sensación de saciedad o llenura).

- Las madres deben alimentarse bien y tomar la cantidad de líquido que necesiten para calmar la sed y mantenerse hidratadas. No hay que tomar abundante líquido para estimular la producción de la leche porque según nuestra “regla de oro”, la leche se produce por acción de la succión del pezón.

- Cuando un niño llora después de ser alimentado al seno, no siempre es porque ha quedado con hambre. El niño tiene otras necesidades que hay que atender. Puede ser señal de que el niño necesita recibir mayores cuidados y de que le tengan en brazos más a menudo.

- Pregunte si en su hospital, clínica, puesto de salud o institución se favorece la lactancia materna y solicite ayuda. Usted tiene derecho a ser informada y a recibir apoyo para la lactancia materna.


Regresar...