Alerta en el departamento de Putumayo

Emergencia en Mocoa por avalancha

Información actualizada al 25 de Abril de 2017.

 

UNICEF sigue sumando esfuerzos para ayudar a los cientos de familias afectadas por la emergencia en el departamento de Putumayo, ocurrida el 1 de Abril.

 

Hasta el momento se reportan 323 personas muertas, dentro de las cuales se encuentran 117 niños y niñas, 103 desaparecidas, más de 420 familias afectadas, 4 instituciones educativas afectadas y 25 casas destruidas. Se continúa con la consolidación del censo de población afectada, pero con cada hora que pasa el número de personas y niños afectados tiende a aumentar.

 

A pesar de los esfuerzos realizados, se sigue necesitando de ayuda urgente para atender a los damnificados, dentro de los cuales se encuentran varios niños.

 

Tú puedes hacer algo para aliviar tanto dolor realizando una donación ahora aquí o si prefieres que te contactemos, envía un SMS al 87862 con la palabra Mocoa.

 

¡Los niños, niñas y adolescentes son los más vulnerables en este tipo de situaciones, ellos hoy te necesitan!

 

Con tu donación, UNICEF llega a las zonas más afectadas donde concentra sus esfuerzos en las siguientes áreas:

 

  • Apoyo psicosocial y protección a los niños, niñas y adolescentes afectados
  • Apoyo para la educación en emergencias, con entrega de kits escolares
  • Apoyo en el área de agua, saneamiento e higiene, con la entrega de kits de higiene y filtros de agua.  

  

Ellos no pueden esperar

¡Únete ahora por los niños, niñas y adolescentes de Mocoa!

 

 

Bajo la coordinación del Ministerio de Educación Nacional, UNICEF como facilitador de la Mesa Nacional de Educación en Emergencias, ha apoyado la activación de la ruta de prestación del servicio educativo y del estado de la infraestructura escolar, para el regreso a clases de las niñas y los niños de Mocoa de manera articulada y rápida.

 

Para que los niños y niñas regresaran desde ayer al colegio también fue necesario hacer un trabajo de recuperación psicosocial con los maestros, quienes no solo se vieron afectados personal y familiarmente por la avalancha, sino también por la pérdida de varios de sus alumnos. UNICEF, junto con los miembros de la Mesa Nacional de Educación en Emergencias, y bajo la coordinación del Ministerio de Educación, acompañó a los maestros y a los rectores para que pudieran estar en condiciones para retomar el servicio educativo y recibir a alumnos antiguos y nuevos.

Los niños de Mocoa necesitan tu ayuda

¡Dona Ahora!